11 ene. 2012

GENERALIDADES DE SANTA ROSA DE OSOS

Por: Centro de Historia de Santa Rosa de Osos

DATOS HISTÓRICOS

La meseta donde se asienta la población fue descubierta en el año de 1541, por el Capitán Juan Francisco Vallejo, a la que le dio el nombre de Valle de los Osos, debido a la gran cantidad de estos animales que se encontraban en la región.

Documentos de la época reseñan que el nombre también puede hacer referencia al “Valle de los Oros”, ya que en la escritura de la época colonial –ver referencias a paleografía– el signo de la “S” se confundía fácilmente con la “R”. Además resalta el hecho concreto de existir en la zona gran riqueza de este mineral.

A partir de dicha fecha, pasaron no menos de cincuenta años para que los buscadores de oro se dieran cuenta de la riqueza aurífera de esta zona; es así como empiezan a llegar cientos de mineros encabezados por el Capitán Antonio Serrano de Espejo, quién ordenó su fundación, según las capitulaciones hechas por el gobernador Don Manuel Velásquez de Atienza, y aprobadas en 1636 por su Majestad Felipe IV de España.

Reseñan las crónicas que “...Santa Rosa de Osos es el principal asiento de todos los minerales que se comprenden bajo este nombre; se halla situado en un plano que domina por todas partes….está rodeado de barrancas, que han trabajado los indios para buscar el oro…es un continuado mineral de subida ley y muy fácil de trabajar”.

La cabecera, situada en el centro del Cantón, se hallaba “... sobre un mineral de oro cuyo nombre se le da de barranca, su temperamento frío y por consiguiente muy saludable, muy vasto en sus territorios y aparente para cría de todo género de ganados, tiene en sus terrenos tierras que producen toda clase de granos como trigo, maíz y en todo el terreno de su demarcación se encuentran muy buenas minas cuyo oro es también de muy buena ley… en su contorno tiene el Río Grande, el cual es hasta ahora su madre mineral rico, pero también el obstáculo de algunos saltos, algunos costosos por sus durezas y no se le puede sacar oro, pero sin embargo, de esto en aquellos remansos que hace muchos pobres se sostienen sabuyendo (sic) en tiempo de verano. Luego a poca distancia, como a dos leguas, se encuentra el río Chico, igual en sus riquezas, y aunque no con los mineros independientes del anterior, tiene el de no tener tonga, pues sus trabajos se hacen ahoyando y amolinando (sic) la tierra en tiempo de verano y sólo de esta suerte pueden trabajar, pues aunque no tienen alguna tonga y de algún costo, y por lo tanto no se ha habido quien se ponga a su empresa”.

Fue erigida como parroquia en noviembre de 1659 por el Obispo de Popayán Monseñor Vasco Jacinto de Contreras y Valverde, dándole el nombre de San Jacinto de los Osos. En 1792 se instituye en Jefatura de Cantón con el nombre de Villa de Nuestra Señora de los Osos; y hacia 1797 se llamó Santa Rosa de Osos, instaurándose posteriormente como municipio en 1814 según disposiciones del dictador Juan del Corral.

Otros detalles del historial refrendan que “…durante el Siglo XVIII, los vecinos de las tierras de los Osos, en forma alterna a la explotación aurífera, se aplicaron a la extracción y procesamiento de la sal, que era utilizada en la alimentación, además de que era un elemento indispensable para la manutención de los ganados y para la conservación de las carnes. Dueños de salinas como Don Francisco Miguel Tamayo, Don Francisco Leonín de Estrada y Don Juan Pablo Pérez de Rublas, eran también dueños de minas de oro en explotación en el Valle de los Osos; allí había sal gema o sal común, la cual se hallaba en los llamados ojos de sal, denunciados desde el siglo XVIII. En la región aún quedan unas cuantas fuentes saladas, que brotan a la superficie por fisuras existentes en la roca ígnea del Batolito”.

Ya para 1917 se creó la Diócesis de Santa Rosa de Osos por orden del Papa Benedicto XV, nombrando como primer Obispo a Monseñor Maximiliano Crespo. Hacia 1924 es sucedido por Monseñor Miguel Ángel Builes Gómez, Obispo Misionero de Colombia, quien dirigió sus destinos por más de cuarenta años, fundando además tres comunidades religiosas de connotado valor en la Iglesia Católica.

En 1967 asumió la dirección de la Diócesis Monseñor Félix María Torres Parra, como Administrador Apostólico. Luego, para 1969, tomó posesión como Obispo en propiedad Monseñor Joaquín García Ordóñez hasta 1995, año en que le relevó Monseñor Jairo Jaramillo Monsalve.

Y, desde el año 2011, es Monseñor Jorge Alberto Ossa Soto quien regenta los destinos de esta Iglesia Particular.



LUGARES DE INTERÉS PATRIMONIAL

Santa Rosa de Osos no en vano ha sido llamada “Atenas Cultural de Antioquia”, al poseer innumerables y bellos lugares dignos de visitar, tanto de carácter histórico como natural.

Se cuentan en el área urbana: la Casa del Estadista Pedro Justo Berrío, el Palacio de Gobierno Municipal, la Iglesia Catedral, la Basílica de Nuestra Señora de las Misericordias, la Capilla de la Sagrada Familia o Pequeña Sixtina, la Capilla del Señor de la Humildad, el Monasterio de las Hermanas de Santa Clara, la Unidad Cultural Integral Marco Tobón Mejía, los parques Simón Bolívar y Pedro Justo Berrío, y catorce (14) construcciones declaradas patrimonio histórico local.

Ya, como destinos ecológicos, están el Cerro de San José, las Represas Riogrande I y II, los Baños Naturales del Río Guadalupe en la Vereda Malambo, las Cascadas de Orobajo, la Isla Tahití –complejo recreativo para el descanso–, la Microcuenca El Vergel y la Reserva Forestal La Sierra.

Sobresalen, entre los eventos y festividades tradicionales, la realización de la Semana Santa (marzo-abril), Corpus Christi (junio), Fiesta y Novena a la Virgen de las Misericordias (agosto-septiembre). Sin olvidar los certámenes de carácter popular como las Fiestas del Atardecer (agosto) y el Desfile de Mitos y Leyendas (octubre).


CONDICIONES GEOGRÁFICAS

La altiplanicie de Santa Rosa de Osos es una meseta irregular, ubicada en uno de los ramales de la cordillera central, al Noreste del Departamento de Antioquia, El Municipio tiene una extensión de 812 Km2., y la altura de su cabecera está a 2.581 metros sobre el nivel de la mar, localizada a 71.5 Km. de la ciudad de Medellín.

Los límites geográficos comprenden: al norte con San Andrés de Cuerquia, Yarumal y Angostura ; al este con Carolina del Príncipe, Gómez Plata y Yolombó ; al sur con Don Matías, y al Oeste con Entrerríos, Belmira y San José de la Montaña.

Cuenta con territorio en la zona del altiplano y también en el área de vertiente hacia el Río Porce. Por tanto, posee piso térmico frío en una extensión de 732.42 Km2., es decir el 90.2% del territorio Municipal, y piso térmico medio en una superficie de 79.58 Km2., o sea el 9.8% del área total. Estos dos pisos térmicos corresponden a bosque húmedo montano bajo (altiplano) y bosque húmedo premontano (vertiente). Cabe anotar que la región cuenta con una precipitación media anual de 2.238,9 mm., y una humedad relativa del 79%.

En lo atinente a su hidrografía, numerosos ríos recorren territorio santarrosano. De todos, el Río Grande es el más importante. Nace en el Alto de San Bernardo y recibe las aguas de las quebradas Orobajo, Santa Bárbara, Montañita, Quebradora –que recoge a Candelaria y Quebradita–, San Juan, Pontezuela, Tururo, Río Chico –principal afluente–, Tigre, Piedrahita, Mocorongo, Don Matías, Esperanzas, Angustias y Remolino. Además están los ríos San Andrés, Minavieja, Porce, San José, Frisolera, Chocó, del Medio, Bramadora, Muñoz, Murillo, Pava, Juntas, Coco y Chorrera.

Los estudios orográficos revelan que las principales alturas son: San José, con 2.640 metros, es estrella fluvial. San Bernardo, con 2.745 metros, está localizado cerca del corregimiento de Aragón y es la principal estrella fluvial del Municipio. En este último sitio nace el Río Grande y muchos de sus afluentes. Alto Morrón, con 2.700 metros. Y Alto Llanos de Cuivá, con 2.760 metros.

Respecto a vías de comunicación, Santa Rosa hace parte del Anillo Vial del Norte cercano de Antioquia. Asimismo, tras la construcción del embalse Río Grande II se desarrolló la malla vial de manera considerable.

La información demográfica revela una población de 36.000 habitantes, distribuidos en una cabecera municipal, cuatro corregimientos –Aragón, Hoyorrico, San Isidro y San Pablo–, setenta y dos veredas y once parajes.

Corregimientos:San Pablo, San Isidro, Hoyorrico y Aragón.

Veredas:Vereda El Caney, Vereda La Montañita, San Isidro Parte Alta, Vereda Santa Ana (San Isidro), Vereda Las Animas, Vereda Rio Grande, Vereda Los Salados, Vereda La Muñoz, Vereda Oro Bajo Rio Grande, Vereda Pontezuela, Vereda Verbenal, Vereda La Cejita, Vereda Ventiadero, Vereda Mortiñal, Vereda El Sauce, Vereda El Ahitón, Vereda El Barro, Vereda La Lomita, Vereda San Pablo, Vereda Palestina, Vereda San Antonio, Vereda Dos Quebradas, Vereda Caruquia, Vereda San Ramón, Vereda Rionegrito, Vereda San José de la Ahumada, Vereda San Felipe, Vereda San Francisco, Vereda Playa Larga, Vereda Malambo, Vereda Santana, Vereda San José, Vereda La Planta, Vereda Cucurucho, Vereda El Guayabo, Vereda El Roble, Vereda Las Cruces, Vereda El Hato, Vereda El Vergel, Vereda La Mina, Vereda Santa Bárbara, Vereda Guanaquitas, Vereda Guanacas, Vereda Yarumalito, Vereda Mina Vieja, Vereda Quitasol, Vereda Vallecitos, Vereda El Sabanazo, Vereda Quebrada Del Medio, Vereda El Botón, Vereda Quebradona, Vereda El Topacio, Vereda La Ruiz, Vereda El Chaquiro, Vereda La Francesa, Vereda El Chamizo, Vereda Aragón, Vereda Samaria, Vereda San Bernardo, Vereda La Cabaña, Vereda Oro Bajo Santa Inés, Vereda El Chagualo, Vereda Santa Gertrudis, Vereda Chilimaco, Vereda El Llano, Vereda Montefrío, Vereda La Clara, Vereda El Congo, Vereda Barrancas, Vereda Aguaditas, Vereda San Isidro Parte Baja, Vereda El Quince, Vereda Pava Salamina, Vereda La San Pedro, Vereda El Choco, Vereda San Dionisio, Vereda La Chorrera.




EL ESCUDO

En la parte superior vemos una horma que corresponde a las establecidas por la heráldica española. Allí mismo, en el centro, un yelmo con plumas que lo adornan y que coronan el escudo, y los lambrequines que se extienden desde la parte superior hacia los lados, los cuales nos representan la justicia, verdad, lealtad, hermosura, realeza, majestad, serenidad.

En el centro encontramos la forma cuadrilonga con la punta alargada en su base y la parte superior está dividida en dos.

A la diestra diestro encontramos la figura humana de un minero, agachado, laborando en un río, sosteniendo en sus manos una batea cateadora de madera, que representa la minería de oro corrido, imagen que se encuentra plasmada sobre un fondo amarillo. Este cuadro alude a la minería como fuente de riqueza y prosperidad de la región.

El segundo medio de la parte superior tiene un fondo verde y en el podemos distinguir dos cabezas de ganado: la del fondo mirando de perfil al lado diestro, de color pardo natural, y la segunda mirando al frente, de color amarillo. Las cabezas de ganado representan el renglón más prospero en la actualidad: la ganadería.

El tercer cuadro en la parte inferior y de un tamaño mayor, es de fondo azul. En el remate de la punta vemos la silueta de la ciudad, detallando así los perfiles de la catedral, la basílica, las casas y demás edificaciones. Sobre el contorno del pueblo encontramos la mitra que es el emblema que distingue al Municipio como Sede y Capital de la Diócesis.

La orla del pueblo nos representa el conglomerado social que lo forma, destacándose la figura de la catedral y su topografía.


LA BANDERA

La bandera está compuesta por los mismos colores que están representados en el escudo, en tres fajas de igual tamaño.

La faja de la parte superior es de color amarillo, la faja del centro verde y la última de color azul.


EL HIMNO

Santa Rosa, tranquila, apacible,
Se destaca risueña y feliz
Sobre un banco de oro precioso,
Cual el trono de reina gentil.

Sus auroras le brindan su llanto
Cual diamantes de vívida luz,
Sus ocasos le ofrendan las galas
Entre gasas de fúlgido tul (bis).

La ciudad entre arenas se extiende
Ostentando en su lecho de amor,
El venero de eximia riqueza
Que le dona grandeza, esplendor.

Trae en sus brisas la calma serena
Que le dona su cielo zafir
Y en las almas difúndese el gozo
Y la dicha tranquila y feliz (bis).

Letra y Música: Hermana Salesiana Dolores González. Con posteriores arreglos de los Maestros Darío Preciado Agudelo y José Longas.




LA ECONOMÍA

Santa Rosa de Osos es un municipio con grandes ventajas comparativas en cuanto a oferta territorial se refiere, dado que se encuentra en una posición geográfica estratégica en el Departamento de Antioquia, al ser paso obligado para los vehículos que transitan hacia la Costa Atlántica y hacer parte del llamado anillo vial del Norte.

Cuenta además con un unas condiciones climáticas propicias para diversidad de actividades agropecuarias y se tiene una infraestructura vial en buen estado y con buenas especificaciones técnicas. También se tiene un stock de recursos naturales que marca la diferencia con respecto a lo ofrecido desde el punto de vista natural por otros territorios.

La actividad agrícola del Municipio de tipo comercial está sustentada en los cultivos de tomate de árbol, papa, lulo, uchuva y fríjol voluble en la zona del altiplano. La producción en la zona de vertiente que posee unas características climáticas diferentes, está basada en los cultivos de fríjol arbustivo, caña panelera, plátano asociado con café, guayaba y yuca.

La explotación ganadera lechera es la actividad económica más importante dadas las ventajas asociadas a la red vial y su localización cerca al Área Metropolitana del Valle del Aburrá.

Otra explotación pecuaria encontrada es la porcicultura, asociada a la producción de leche con la utilización de la porquinaza como abono de los pastizales.

En lo que respecta a las actividades económicas de tipo industrial, comercial y de servicios, predominan las industrias de procesamiento de productos lácteos con nuevos desarrollos en biotecnología vegetal y animal, sumado a un amplio potencial forestal y turístico, y con no pocas alternativas comerciales.

Se detecta un amplio intercambio de insumos y productos, necesarios para la actividad agropecuaria del Municipio, por lo cual se puede establecer que el destino de la producción tiene influencia local, regional, nacional e internacional.

También ocupa un renglón importante de la economía de Santa Rosa de Osos, la manufactura en donde hay 21 empresas de confección, muchas de las cuales le confeccionan a grandes empresas y supermercados de cadena.

1 comentario:

  1. Tengo una pregunta bibliográfica. ¿Cuáles son las crónicas citadas en el texto? ¿Hay acceso a dichas obras?

    ResponderEliminar